Las agencias de viaje vigilarán la entrega de subvenciones

La Asociación Experta de Profesionales Autónomos y Empresarios de Agencias de Viajes (Axpaevi) ha avisado este viernes de que estará «alerta para que las ayudas anunciadas por la Junta de Andalucía» de 3.000 euros para pymes de sectores como la hostelería y el comercio afectados por la pandemia de Covid-19 «cumplan esta vez su función y lleguen a los trabajadores autónomos de las agencias de viajes».

En un comunicado, la citada asociación ha reaccionado así al anuncio que este jueves realizó en el Pleno del Parlamento andaluz el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, acerca de que la Junta va a triplicar la cuantía inicialmente prevista de las ayudas directas dirigidas a mantener la actividad de las pequeñas y medianas empresas (pymes) pertenecientes a los sectores del comercio, artesanía, hostelería y agencias de viajes, pasando de 1.000 a 3.000 euros, gracias a que la dotación para ello aumenta de 46,1 a 138,3 millones.

 

La Axpaevi ha comentado que comparte su «precaución» ante este anuncio con la Unión de Autónomos de Andalucía (Uatae), que «apoya las reivindicaciones de la entidad representativa de las agencias de viajes desde el inicio de la pandemia».

La presidenta de Axpaevi, Paula Velasco, ha señalado que las ayudas de 1.000 euros «no llegaron a las agencias de viajes ni a otros muchos autónomos, ya que establecían incompatibilidades con otras ayudas de manera incomprensible, y quedamos fuera de la iniciativa».

Por eso, ha insistido en señalar que los autónomos estarán «atentos por la letra pequeña de la futura normativa, ya que estamos cansados de reuniones y buenas palabras, necesitamos que la Junta cumpla».

Paula Velasco ha justificado su escepticismo en que «nuestro sector se ha visto gravemente discriminado hasta ahora, debido a las particularidades de los requisitos exigidos, especialmente no estar percibiendo la prestación extraordinaria de cese de actividad otorgada por el Gobierno central, lo cual es la única tabla de salvación que hemos tenido hasta ahora, y no podemos rechazar».

«El Gobierno andaluz ya conocía esta circunstancia, porque se la comunicamos hace varios meses, y, sin embargo, sacó su decreto de enero con este grave error», ha criticado la asociación, que espera que éste «no se reproduzca en la nueva normativa», por lo que sus miembros «estarán atentos para que se cumpla lo prometido».

También desde las agencias de viaje exigen «flexibilidad» en el nuevo decreto respecto a la forma jurídica de los negocios, ya que, «antiguamente, las agencias de viajes para adquirir la licencia debían ser constituidas como sociedades civiles, comunidades de bienes u otras sociedades con personalidad jurídica, por lo que no pueden quedar excluidas de las ayudas», y que se incluyan también a las franquicias que no tienen sede en Andalucía pero sí tributan aquí. ESCEPTICISMO

Por su parte, el secretario general de Uatae Andalucía, José Galván, ha recibido «de buen grado» este anuncio sobre las ayudas de la Junta, pero es «escéptico» ante su cumplimiento «porque ya tenemos experiencias frustrantes con la Junta de Andalucía en esta pandemia».

Además, solicita también «un plan de rescate con ayudas directas que recojan las peculiaridades de cada sector». «No es tan difícil, sólo tienen que escucharnos y cumplir lo que nos dicen en las cientos de reuniones que estamos manteniendo», ha añadido.

La presidenta de Axpaevi ha subrayado que, «debido a nuestra fórmula de trabajo desde que llegó la pandemia en marzo de 2020, nos hemos visto afectados, no solo desde marzo, sino que todas las ventas que teníamos desde octubre de 2019 que correspondían al siguiente año fueron automáticamente pérdidas, sufriendo unas pérdidas de facturación superiores al 95%».

Otras peticiones que Axpaevi ya ha trasladado a la Junta son la consideración del sector con «un epígrafe especial a la hora de establecer ayudas directas, una partida económica para dos años a fondo perdido para el seguro de responsabilidad civil y caución, que son exigidos por la comunidad autónoma para no perder la titularidad de la licencia, ayudas para suministros que pagan a pesar de no desarrollar su actividad, apoyo a la digitalización de su labor, y, a nivel estatal, una indemnización por pérdidas que incluya a las empresas solventes antes de la pandemia y a las de reciente creación, para que no caigan en la ruina».

La presidenta de la entidad sigue mostrando «nuestra disposición al diálogo, pero con medidas concretas que beneficien al 100% de nuestro sector y que se publiquen en el BOJA –Boletín Oficial de la Junta de Andalucía–, porque de lo contrario nos tendrán enfrente», ha advertido.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *